HAPPINESS-facebook

Una introducción a la Ley de Atracción

 

“A aquello que le das tu atención, eso atraes” creo que es la mejor manera en que puedo describir esta ley universal que siempre está trabajando en tu vida, estés consciente de ello o no.  Estoy hablando por supuesto de la Ley de Atracción.

Si es la primera vez que escuchas sobre esto te recomiendo que veas el documental/película “El Secreto”. Aunque en esta película hacen un gran trabajo explicando de qué se trata, considero que no abarcan todo lo que es necesario saber para aplicarlo en nuestra vida. Cuando yo la vi por primera vez tenía como 15 años y todo tuvo sentido para mí pero aun así había cosas que no me quedaban muy claras o parecía que se contradecían, por eso decidí investigar más (incluso hasta el día de hoy sigo aprendiendo sobre esto) y  después ya no pude regresar; me di cuenta que en realidad esta ley es la base de nuestras vidas, de todo lo que hay a nuestro alrededor. Desde entonces he mejorado mi vida a conciencia, ya no soy una víctima de las circunstancias que pasan en mi vida, pues sé que todo siempre funciona a mi favor.  Y yo quiero que más personas sepan lo maravilloso que es, por eso si estás leyendo esto, te lo digo, no es una casualidad, la ley de atracción te ha traído hasta ésta página, llegaste aquí por algo, porque tú también quieres cambiar tu vida y sabes muy dentro de ti que tienes la capacidad de hacerlo.

Entonces, ¿cómo puedes aplicar la ley de atracción en tu vida?, te explico. Primero, quiero que entiendas que YA estas aplicando esta ley en tu vida, no es algo que activas y desactivas, es algo que existe, no tienes que hacer nada para “aplicarla”, es algo así como la ley de la gravedad,  quieras o no la gravedad hace su trabajo a todo momento y tu ni si quiera recuerdas que existe la mayoría del tiempo. Además no importa quien seas, si eres rico o pobre, religioso o ateo, joven o viejo, hombre o mujer, no importa, la ley se aplica de igual manera a todos.

Aun así hay muchas personas que no creen que esta ley sea verdadera y lo atribuyen al hecho de que la vida que tienen no es la vida que desean, muchos dicen, “No creo en esta ley porque yo jamás me pondría en ésta situación tan difícil que estoy viviendo” o “si eso fuera cierto ya tendría un millón de dólares” pero lo que no ven es que la mayoría de las personas aplican la ley de manera inconsciente, no se dan cuenta de lo que están proyectando y por eso les sorprende lo que reciben. Por ejemplo, hay muchas mujeres que dicen querer tener una relación pero dentro de sus pensamientos se encuentran frases como las siguientes: “todos los hombres son iguales” “nunca tengo suerte en el amor” “es muy difícil encontrar a la pareja perfecta” “mis relaciones pasadas han sido un fracaso” “nadie se fija en mi” etc., etc., etc.  Estas mujeres muy probablemente ni siquiera se dan cuenta que estos pensamientos pasan por su cabeza y aun así, lo están haciendo. Aquí lo que están proyectando no son deseos de amor en su vida, sino miedo e inseguridades, y eso es lo que reciben. En realidad es como un círculo vicioso, ellas dicen “bueno es que creo en eso o pienso eso porque es la verdad, las experiencias que he tenido me han demostrado que es así”, pero son verdad porque TÚ así lo has decidido, llego el momento de romper con ese ciclo y tomar el control. En un principio tal vez no sea fácil, porque uno se acostumbra a pensar en automático pero si decides cambiar lo que piensas verás resultados positivos en tu vida.

Entonces ¿cómo puedes manifestar CONSCIENTEMENTE lo que deseas en tu vida? Cuando quieres manifestar algo en tu vida básicamente hay tres etapas que se deben de seguir: pedir, crear y recibir.

  • PEDIR: Esta no es difícil, todos los hacemos a todo momento, queremos algo que vemos en un aparador, queremos un millón de dólares, queremos un auto nuevo, una nueva relación, un mejor trabajo, un cuerpo más saludable, lo que sea, SIEMPRE estamos pidiendo, y el universo responde a tu pedido y es entonces cuando pasamos a la siguiente etapa.
  • CREAR: Afortunadamente éste no es tu trabajo, el universo (o Dios o como le llames a aquello en lo que crees) es el que crea, pero lo crea en forma de vibración, todo lo que has pedido existe en esta forma y repito no tienes que hacer absolutamente nada, lo que SÍ es tu trabajo es la siguiente etapa que es en donde la mayoría de la gente se da por vencida.
  • RECIBIR: Así es, usualmente las personas no están listas para recibir lo que ellos mismos pidieron, hay resistencia y contradicciones dentro de ellos mismos, no pueden tener la misma vibración de su deseo y por lo mismo no pueden recibirlo, no importa cuanto lo quieran o por cuanto tiempo lo hayan pedido. Después de todo el universo no escucha palabras, lo que escucha son vibraciones.

Te pondré un ejemplo, imagina que una persona quiere recibir un salario más alto en su trabajo, el primer y segundo paso de manifestación automáticamente se han realizado. Sin embargo, esta persona durante el día se queja de dicho trabajo, de su jefe, de lo poco que recibe a cambio de sus esfuerzos y vive preocupado por la falta de dinero que hay en su vida. Ahora, la ley de atracción dice “A aquello que le das tu atención, eso atraes”, no es de sorprenderse que esta persona siga viviendo como lo ha hecho hasta ahora, porque lo que está mandando al universo no es abundancia sino necesidad, así que el universo dice “muy bien, veo que te estas enfocando mucho en esto, te mandare más de lo mismo”. No es porque al universo le guste verte sufrir, sino que para el universo no existe diferencia entre bueno y malo, las cosas simplemente son.  Es aquí donde el tercer paso no se puede completar.

A partir de aquí es que empieza tu trabajo, por experiencia te puedo decir, no es fácil llevarlo a cabo probablemente va a haber momentos en los que pienses que en lugar de avanzar estas retrocediendo, que todo está saliendo mal, talvez experimentes situaciones difíciles y complicadas, pero todo esto es normal y vale la pena, después de todo es como si estuvieras desintoxicando tu vida, todo lo dañino tiene que salir antes de que empieza a ingresar todo lo bueno. Lo que sí  quiero remarcar es que aunque mi experiencia haya sido de esa manera probablemente no sea así para ti, quizás en tu experiencia todo va a ser más fácil o más difícil, no es algo fijo, el viaje de vida de cada persona es diferente y único.  Entonces ¿estás listo para cambiar tu vida?

Deja tu comentario