Awesome Life

Consejos para una vida asombrosa

Cómo practicar la introspección


Mujer en introspección sentada de espaldas en una colina

“Date el regalo del tiempo para encontrar respuestas para tu vida … Se necesita tiempo, y mucha introspección y examen de conciencia, para tener claro lo que realmente quieres manifestar en tu vida”

David Emerald Womeldorff.

Para saber cómo practicar la introspección, es necesario responder primero a 3 preguntas.

¿Qué es?, ¿cómo funciona? y, ¿porqué es importante?

Y eso es exactamente lo que encontrarás en esta entrada.

Pero eso no es todo.

También conocerás las diferentes formas para implementarla en tu vida.

¿Estas lista?

Empecemos

¿Qué es la introspección?

En pocas palabras.

La introspección (o auto-reflexión), se refiere a analizarnos y observarnos a nosotras mismas.

Muy fácil ¿cierto?

Cualquier persona puede hacer eso.

Pero te sorprendería saber que la mayoría de la gente, no lo hace.

Incluso tratan de evitarlo.

No obstante, practicar la introspección es esencial para mejorar la calidad de nuestra vida.

Es por eso que este término, ha sido utilizado en áreas como la filosofía, la psicología e incluso la espiritualidad.

Esto no es coincidencia.

Todas estas áreas conocen la importancia de esta práctica .

Pero, ¿por qué es importante?

Para empezar, mediante la auto-reflexión, obtienes información relevante acerca de tu mundo interno y de como observas el externo.

Y conocer cómo eres realmente en tu interior, te ofrece la posibilidad de entender quien eres y así elegir quien quieres ser.

Eso no es todo.

¿Cuantas veces te has aferrado a algo de tu pasado? ¿Cuantas veces las expectativas que tienes del futuro, te han detenido de perseguir lo que realmente quieres?

Gracias a la introspección, también es posible reflexionar sobre algo que sucedió en el pasado y dejarlo ir, y darte cuenta de lo que hay en tu presente, o lo que esperas del futuro.

Aún hay más.

A través de esta práctica, puedes descubrir el tipo de mentalidad que tienes y conocer si ésta trabaja a tu favor o en tu contra.

Sin embargo, no solo te ayuda a examinar tus pensamientos, sino también tus emociones y acciones.

Practicar la introspección, entonces, no es otra cosa que ganar conciencia de quién eres, lo que piensas y lo que haces.

Esas son las únicas cosas que puedes controlar y de las que eres realmente responsable.

Se trata de salir de tu vida en automático y tomar el control de tu vida.

Por eso, esta práctica es clave al momento de construir lo que deseas.

¿Cómo funciona?

Como lo mencione en la entrada «El primer paso para cambiar tu vida», la introspección es muy importante para saber lo que quieres.

Y saber lo que quieres es fundamental para construir tu futuro ideal.

Si eres de las personas que juran no saber que hacer con su vida o no saber qué es lo que quieren, tengo una noticia que darte.

Sí lo sabes.

Y no solo eso.

Las respuestas que necesitas, a cualquier problema que tengas, están disponibles para ti en todo momento.

Entonces, ¿cuál es el problema?

Que no has desarrollado la habilidad para acceder a esa información.

Y esto solo se debe a una cosa.

La falta de atención a ti misma.

No te has tomado el tiempo de buscar dentro de ti las respuestas.

Es como si llevaras una vida en automático, sin prestar atención a nada de lo que pasa en tu mundo interno.

Y es precisamente esta falta de atención, de conciencia, lo que lleva a que no sepas quién eres y mucho menos saber lo que quieres, o cómo lograrlo.

¿Cuál es la solución?

Tienes que explorar tu mundo interno y tomar responsabilidad de ello.

Necesitas prestar atención a tus emociones, pensamientos, tu dialogo interno, recuerdos y cualquier cosa que forme parte de ti y ser un testigo de todo ello sin juzgarte.

La introspección es la herramienta que te ayuda a lograrlo.

Practicar la introspección, te permite tomar responsabilidad de ti misma, de tus acciones, emociones, pensamientos y en consecuencia de tu vida.

Así es como funciona.

Formas de practicar la introspección

Antes de continuar, necesitas comprender que conlleva la auto-reflexión.

En primera, es un proceso que requiere de práctica constante.

De igual manera es un proceso lento, que implica paciencia.

Si quieres algo que te ofrezca resultados inmediatos, lamento decirte que esto no es lo que buscas.

Te puede tomar semanas, meses o incluso años llegar a la respuesta que necesitas.

Pero ¿lo más importante?. Es una práctica que nunca termina.

Prestar atención a tus pensamientos, emociones y acciones, es un hábito para toda la vida.

Sin embargo, entre más practiques, más desarrollaras tu habilidad para acceder a la información que necesitas.

Ahora, lo que queda por responder es cómo puedes practicar la introspección.

Para eso, a continuación, te presento algunas tareas que puedes llevar a cabo en tu día a día.

Escaneo del cuerpo

Recuerda que la introspección es prestar atención a lo que pasa en ti, sin juzgarte.

Por eso, una de las formas más fáciles con las que puedes comenzar, es enfocar la atención a tu cuerpo.

Tu cuerpo no es una maquina o una cosa ajena a ti, eres tu.

Pero ¿cuantas veces al día realmente le prestas atención?

El siguiente ejercicio lo puedes llevar a cabo en cualquier momento, incluso ahora mismo.

Inténtalo.

Empieza por observar la forma en que respiras. Nota como el aire entra y sale de tu cuerpo, como se mueve tu pecho y abdomen cada vez que lo haces. Después dirige la atención al resto de tu cuerpo, de arriba hacia abajo.

Empezando por la cabeza, experimenta completamente y toma nota por un momento del tipo de sensaciones presentes en cada parte de tu cuerpo.

Sigue con tu frente, quijada, cuello, hombros, espalda y continúa así hasta llegar a las plantas de tus pies.

Si hay algún lugar donde notes que hay tensión o dolor, enfócate en esa área y deja ir esa tensión; suelta tu cuerpo, respira, relajate.

También puedes empezar a prestar atención a la forma en como te mueves en tu día a día o en una situación en específico.

¿Caminas rápido o lento?,¿ con la cabeza levantada o agachada?, ¿hablas rápido y sin pausas o lento y con claridad?, ¿respiras rápido o te tomas el tiempo de inhalar y exhalar con calma?, ¿caminas encorvada o caminas derecha?,¿qué expresiones tienes en tu rostro?

Luego responde lo siguiente, ¿que mensaje crees que mande cada una de estas posturas o expresiones a otros, pero especialmente a ti?

Ten presente que la forma en como manejas tu cuerpo tiene un efecto en tus emociones, ánimo y energía.

Finalmente, puedes practicar haciendo esto una o dos veces al día o en cualquier momento que requieras estar enfocada en el presente.

Meditación

Además de todos los beneficios que la meditación tiene sobre la salud, una ventaja mas de esta práctica es precisamente, la de ganar conciencia de tus pensamientos.

Mientras meditas, solo es tu mente y tú.

Tu única opción es prestar atención a los pensamientos que pasan por tu cabeza.

Puedes meditar en cualquier lugar, a cualquier hora y por el periodo de tiempo que tú desees.

Asimismo existen varias formas de meditación y puedes elegir la que mejor te acomode.

Meditar te ayuda en un principio a ganar conciencia de tus pensamientos, pero eventualmente este beneficio se extiende a las acciones que realizas.

Al paso del tiempo, comienzas a descubrir que muchos de los hábitos que llevas a cabo los has repetido solo porque has estado en automático y no porque realmente sea algo que eliges hacer conscientemente.

Próximamente tendré una entrada dedicada especialmente a la meditación, donde explico a detalle lo que necesitas saber acerca de esta práctica.

Escritura

Escribir las experiencias que pasan en nuestra vida diaria tienen casi un efecto terapéutico.

Pero además de eso es otra gran manera de prestar atención a lo que pasa dentro de ti.

Y si te das cuenta lo que expresas mientras escribes no es otra cosa más que tus pensamientos, las historias que te cuentas, por lo tanto es una gran herramienta para la introspección.

Esto es porque cuando escribes lo que pasa en tu día a día, lo haces desde tu perspectiva.

Las palabras que utilizas son tuyas, la forma en que describes alguna situación que te haya pasado es través de tus creencias y tu manera de ver la vida.

Lo que no solo permite que te desahogues y sientas alivio sino que además puedes escribir lo que a ti se te antoje y sin que nadie te juzgue ni critique.

De esta manera escribir te brinda la opción de ser realmente honesta contigo misma acerca de tus experiencias.

Y es en esta honestidad que puedes identificar lo que ya no te sirve (ya sean pensamientos, acciones, sentimientos, hábitos) dejarlo ir y cambiarlo a algo que sea para tu beneficio.

Por eso es una gran forma de practicar la introspección.

Preguntas

Cuando hacemos preguntas es porque tenemos curiosidad, deseamos saber más, investigar, llegar al fondo de las cosas y sobre todo queremos descubrir.

Esto es también lo que se busca con la introspección y, por lo tanto, podemos dirigir preguntas hacia nosotras mismas, con el fin de conocernos internamente.

Preguntar especialmente acerca de nuestras emociones, expectativas o creencias, es algo muy efectivo para averiguar lo que realmente pasa en nuestro mundo interior.

Dicho de otra manera, practicar este método nos ayuda a entender lo que realmente pensamos y sentimos.

Con cada pregunta que realizas estas indagando más y más acerca de las verdaderas razones de algo.

Si algo parecía obvio en un principio, con el tiempo empiezas a darte cuenta que hay algo más detrás de lo que anteriormente no estabas consciente.

Cada vez que te encuentres en una situación en la que requieras claridad, puedes empezar por hacer preguntas como:

¿Que pienso acerca de esta situación?, ¿Cómo me siento?, ¿Porqué me siento así?, ¿Qué puedo hacer? o ¿Cómo puedo encontrar una solución?

Entre más preguntas mejor.

Pero sobre todo, no juzgues tus respuestas, ya que brindan información importante acerca de tu mundo interior.

Simplemente reflexiona acerca de cómo lo que piensas o sientes te sirve para avanzar o para detenerte.

Afirmaciones

Las afirmaciones son declaraciones que funcionan para incrementar una mentalidad positiva.

Existen un gran número de afirmaciones y de varios temas.

Pueden ayudarte a establecer un nuevo pensamiento, pero también sirven para darnos cuenta qué es lo que realmente creemos.

Por ejemplo, si una persona lee la siguiente afirmación “Soy importante” y al hacerlo siente dentro de ella una incomodidad o que es una broma, entonces ha identificado que en realidad ella piensa «no soy importante».

Con esa información puede incluso añadir el ejercicio anterior y realizar preguntas cómo: ¿porque pienso que no soy importante? ¿De donde viene esa creencia? ¿ Cómo estoy contribuyendo a que esa sea mi verdad?, etc.

De esta manera puede empezar a trabajar en cambiar esa creencia y, como consecuencia, su experiencia de vida.

Si te interesa leer más acerca de cómo usar afirmaciones, te invito a que leas la siguiente entrada: «Cómo usar afirmaciones«.

Escalera de conclusiones

La escalera de conclusiones es un ejercicio que visualmente describe el proceso de pensamiento que lleva a una persona a ir de un evento, hecho o situación a una decisión o acción que en ocasiones se realiza de manera inconsciente.

Muchas veces saltamos a conclusiones con poca información y sin estar conscientes.

Y este proceso pasa automáticamente, sin pensar en ello o cuestionar si la manera en que estamos procesando la información es correcta o válida.

Esta escalera muestra como una persona recorre un camino mental que en ocasiones lleva a creencias y acciones equivocadas.

Es un ejercicio que invita a la reflexión e introspección y te ayuda a volverte más consciente.

Específicamente, este ejercicio está diseñado para ayudar a reconocer suposiciones inconscientes que puedan dirigir tu comportamiento sin darte cuenta.

Y reconocer lo que piensas es el primer paso para cambiar tu mentalidad.

Si te interesa saber más sobre esta herramienta, te invito a suscribirte para que recibas el ejercicio completamente gratis directamente en tu correo y sepas cómo utilizarlo paso a paso.

Nunca es tarde para empezar

No importa el método que elijas para practicar la introspección.

Puedes utilizar un solo ejercicio o combinarlos y usarlos todos.

Lo importante es que empieces a tomar responsabilidad por tu vida desde este momento.

Recuerda que nunca es tarde para comenzar.

Si nunca has practicado la introspección, lo único que significa es que aún tienes mucho por aprender acerca de quien eres.

Y cada cosa que aprendas sobre ti, es una oportunidad para mejorar tu vida.

Ese es el poder que obtienes con esta práctica.

Poder elegir con consciencia quién quieres ser, cuales van a ser tus siguientes pasos y si lo que has estado haciendo hasta este momento es algo que te sirve.

Puedes empezar a usar la introspección reflexionando acerca de si quieres que tu vida siga igual como ha sido hasta ahora o si prefieres tomar las riendas de tu vida y lograr aquello que deseas.

Por lo mismo, si quieres realizar un cambio ya sea de un hábito o de toda tu vida, debes adoptar esta práctica como algo habitual.

Te invito a que en este momento realices alguno de los ejercicios anteriores y compartas cual fue tu experiencia al realizarlo.

Compartelo en tus redes sociales:

Si algo en este sitio ha sido útil para ti y deseas contribuir para que siga creando más contenido como éste, puedes hacerlo con un donativo. Gracias. ❤️

Deja un comentario

Blog at WordPress.com.