Awesome Life

Consejos para una vida asombrosa

6 etapas del cambio. Dónde te encuentras y cómo avanzar.


Photo by Chris Lawton

“Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas”

Paulo Coelho

Estarás de acuerdo conmigo en que, cambiar, es difícil.

No esta a discusión.

Todos lo hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas.

Quizá tu misma quieras, en este momento, modificar un hábito, o aquello que mejoraría algún aspecto de tu vida, o incluso toda tu vida.

¿El problema?

Cambiar es un proceso que requiere bastante energía, tiempo y esfuerzo de nuestra parte.

Y no solo eso.

Hace falta mucha fuerza emocional, porque es lidiar con frustraciones, decepciones y tener que ajustarnos a la disciplina y la constancia.

Además, es un camino completamente individual, lo que le funcionó a alguien más, a ti puede simplemente no darte los mismos resultados.

En pocas palabras.

No es un proceso simple y mucho menos cómodo.

Y todas nosotras, en algún momento de nuestra vida, hemos intentado cambiar y fracasado en el intento.

Cuando fallamos, creemos que nunca va ser posible transformar nuestra realidad y, finalmente, nos damos por vencida.

Pero esto no tiene que ser así.

¿Cuál es la solución?

Necesitas saber cómo funciona el cambio.

¿Porqué es importante entender las etapas del cambio?

Antes de responder esa pregunta, te voy a contar una pequeña historia.

Hace un tiempo, un profesor de psicología llamado James Prochaska, deseaba saber cómo ocurría el cambio en individuos que querían dejar de fumar.

¿El resultado?

Él y sus colegas desarrollaron una teoría y un modelo, que explicaba el cambio por el que sus pacientes atravesaban.

Prochaska identificó 6 etapas por las que todos pasamos al cambiar.

Y en esta entrada, te mostraré cada una de ellas.

Tal vez pienses, ¿Y esto de que me sirve?.

Pues te sirve de mucho.

Déjame explicarte porqué.

Porque entender las etapas del cambio, y las formas en cómo navegar cada una de éstas, te prepara para lograr tus metas de una manera efectiva.

Después de todo, ir tras nuestros objetivos, significa cambiar.

Y entonces, ¿Cuál es mi punto?

Que entender cómo ocurre el cambio y las etapas de cambio te ayuda a aceptar la fase en la que te encuentras.

De esta manera, en lugar de darte por vencido en tus objetivos, entiendes que las dificultades por las que pasas son parte natural del proceso de cambio.

No es porque la transformación que deseas realizar no sea la adecuada para ti, sino que, hay pasos inevitables en ese proceso, que tienes que aprender a manejar.

Por eso al leer cada una de las secciones en esta entrada, trata de reconocer la etapa en la que te encuentras.

De esta manera podrás reflexionar acerca de cómo puedes avanzar desde donde estás.

Entonces, veamos de que trata cada una de las 6 etapas del cambio.

Etapa 1. Antes de contemplar el cambio

En esta etapa ignoras o niegas que tienes un problema.

Dicho de otra manera.

Ni siquiera consideras cambiar.

No sientes que hay un problema con tu comportamiento, no te das cuenta que, tal vez, tus acciones o hábitos son dañinos ya sea para ti misma o para alguien más.

Además, no eres consciente de las consecuencias que tus acciones provocan.

Tal vez hayas decidido resignarte a tu situación actual, y creas que no tienes ningún tipo de control sobre tu comportamiento.

Afortunadamente, la solución es simple.

Solo tienes que prestar atención a tu comportamiento y empezar a preguntarte que pasa como consecuencia de lo que haces (o de lo que no haces).

Si crees que te encuentras en esta etapa de cambio, las estrategias que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Empieza por reconsiderar tus comportamientos
  • Analiza tus acciones y a ti misma
  • Considera las consecuencias, tanto positivas como negativas, que tiene tu comportamiento actual
  • Comienza a responder preguntas como las siguientes: ¿Alguna vez haz intentado cambiar ese comportamiento?, ¿Cómo es que reconoces que tienes o no un problema?, ¿Qué tendría que pasar para que consideres que tu comportamiento es un problema?, etc.

Etapa 2. Contemplar el cambio

En esta etapa consideras cambiar.

El problema es que el camino hacia adelante es confuso y poco claro.

Y eso no es todo.

Usualmente experimentas un conflicto de emociones.

Por un lado, eres cada vez más consciente y reconoces los posibles beneficios de hacer un cambio.

Pero por el otro, piensas en lo que tienes que hacer para lograr ese cambio y quizá, no te sientes preparada para hacerlo.

Además, es posible que no sepas como comenzar o proceder con tus planes.

Es en esta etapa cuando pesas los pros y contras, una y otra vez pero no eres capaz de tomar una acción.

Puede que te preguntes a ti misma, aunque no de manera consciente, ¿de verdad vale la pena hacer este cambio?

Es posible que en este momento, veas el proceso de cambio como un proceso en el que tienes que renunciar a algo, en lugar de verlo como un medio para obtener beneficios, ya sea emocionales, mentales o físicos.

Debido a estas dudas, esta etapa puede durar meses o incluso años.

Muchas personas nunca logran pasar más allá de este punto.

Si crees que te encuentras en esta etapa, las estrategias que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Identifica los pros y contras de quedarte en donde estas y aquellos de cambiar.
  • Decide llevar a cabo una acción en concreto.
  • Reafirma tu disposición y capacidad para cambiar.
  • Identifica las barreras que existen al cambio.
  • Hazte preguntas como: ¿Porque quieres cambiar?, ¿Hay algo que te detenga para realizar este cambio?, ¿Estas lista para el cambio?, ¿Tienes los recursos y el conocimiento que se requiere para lograr un cambio de forma exitosa?, ¿Qué cosas podrían ayudarte a realizar este cambio?, ¿Qué pasaría si no realizas este cambio?, ¿Qué primeros pasos podrías llevar a cabo?, ¿Qué es lo que te motiva a cambiar? y, ¿Qué es lo que te motiva a seguir en donde estas?

Etapa 3. Preparación

En esta fase empiezas a experimentar con pequeños cambios.

Además piensas en las posibilidades que tienes y comienzas a recolectar información relacionada con el cambio deseado.

Te doy un ejemplo.

Alguien cuya meta es bajar de peso tal vez decida modificar parte de su alimentación o empezar a realizar pequeños ejercicios.

Quizá opte por consultar con un nutriólogo, tal vez empiece a leer libros acerca del tema o decida unirse a una comunidad de personas que buscan tener un estilo de vida más saludable.

No quiere decir que ya esta haciendo todo lo que puede para cumplir su meta, pero empieza a hacer pequeños esfuerzos para que ese sea su siguiente paso.

El truco esta en buscar maneras de aumentar las probabilidades de que el cambio que buscas lo realices exitosamente y si es posible de por vida.

Si crees que te encuentras en esta etapa, las estrategias que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Establece tus metas
  • Prepara un plan de acción
  • Haz una lista de afirmaciones que te motiven
  • Recopila tanta información como puedas acerca de maneras para cambiar tu comportamiento
  • Encuentra recursos que puedan ayudarte como comunidades, cursos, mentores, o amigos que puedan ofrecerte consejos y motivación.

Etapa 4. Acción

En esta fase tomas una acción directa hacia lo que quieres.

Comienzas a realizar lo que consideras necesario para cumplir tus metas, pruebas nuevas cosas y practicas un nuevo comportamiento.

Si las cosas fueran sencillas, en esta etapa terminaría todo y tu cumplirías tus metas.

Pero la realidad es otra.

En los hechos, la mayoría de la gente falla y se da por vencida en este punto.

¿Sabes porqué?

Porque no le dieron el cuidado y el tiempo suficiente a los pasos anteriores.

Si no quieres que esta sea tu situación, entonces considera enfocar tu atención a aquello que te falto en las etapas previas.

Por otro lado, en esta etapa es importante que hagas el hábito de felicitarte o premiarte por las acciones que estas llevando a cabo.

No importa si son cambios grandes o pequeños.

Por fin estas haciendo algo al respecto de tu situación y eso es digno de celebrar.

Si crees que te encuentras en esta etapa, las estrategias que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Felicitate a ti misma por los pasos positivos que tomes hacia tus metas.
  • Premia tus éxitos.
  • Busca apoyo de otras personas si es necesario
  • Frecuentemente toma un tiempo para revisar los motivos por los que estas haciendo el cambio, revisar tus recursos y el progreso que has realizado para que recuerdes tu compromiso con la meta y la confianza en tus capacidades.

Etapa 5. Mantenimiento

En esta etapa tratas de mantener el nuevo comportamiento que has puesto en práctica e intentas evitar las tentaciones.

O dicho de otro modo.

Tratas de remplazar los viejos hábitos con acciones más positivas y buscas evitar una recaída.

Así que, el reto en esta etapa es…

Adivinaste.

Evadir, exitosamente, tus conductas anteriores.

En su lugar, debes continuar con las nuevas actitudes que te has propuesto.

Es también en este punto que llegas a sentirte más segura y con mayor confianza de que puedes ser capaz de continuar con el cambio.

Una cosa más.

Creo que me darás la razón en que evitar caer en las tentaciones es lo más difícil de cambiar.

Por lo tanto, igual que en el paso anterior, cada que lleves a cabo una acción y que puedas evitar volver a tu comportamiento anterior, deberías felicitarte.

Si crees que te encuentras en esta etapa, las estrategias que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Desarrolla estrategias para combatir las tentaciones
  • Recuerda premiarte cada vez que seas capaz de evitar exitosamente una recaída

Etapa 6. Recaída

En esta etapa «fracasas» en tu intento por cambiar.

Pero es importante que sepas esto.

Recaer es normal.

Dejarse llevar por la tentación, es normal.

Sentir la decepción y frustración contigo misma es, repite conmigo, normal.

Lo que significa, es que estas avanzando y mejorando.

¿Sabes lo que NO significa?

Que no tengas lo necesario para lograr lo que quieres.

Y por supuesto, tampoco significa que hayas fracasado, a menos que así tu lo decidas.

Este no es el momento para dejarte vencer, todo lo contrario.

Puedes sacar provecho de esta situación.

¿Cómo?

Si recaes en un comportamiento anterior, es la oportunidad perfecta para saber porqué paso, y con esa información tomar medidas para planear cómo vas a lidiar con esas tentaciones en el futuro.

La clave en este punto, es no dejar que la confianza en ti misma se quiebre.

Tener una recaída puede ser muy difícil de enfrentar, lo sé, pero no seas muy dura contigo misma o decidas darte por vencida.

Considera que esto fue un pequeño contratiempo, y si lo decides, puedes aprender de ello e intentarlo nuevamente.

Solo recuerda lo siguiente.

La única manera de crecer es aprendiendo, y muchas veces aprendemos más de nuestros errores que de nuestros éxitos.

Entonces, ¿cuál es la solución?

Lo mejor es comenzar nuevamente con las etapas de preparación, acción o mantenimiento.

Tal vez quieras reconsiderar tus recursos o técnicas utilizadas, recordar los motivos de porqué quieres cambiar, o revisar tu plan de acción o el compromiso que tienes hacia tus metas.

Si crees que te encuentras en esta etapa, las estrategias que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Identifica los factores que desencadenaron la recaída
  • Reconoce las barreras que se interponen para que logres tu meta exitosamente.
  • Reafirma tu meta y el compromiso que tienes para cambiar.
  • Hazte las preguntas: ¿porqué tuve esta recaída? ¿Qué es lo que desencadeno esta recaída? ¿Qué puedo hacer en el futuro para evitar aquello que la desencadeno?

La última de las etapas del cambio

Finalmente, puede decirse que hay una fase más, que es la etapa de terminación.

Realmente no hay mucho que decir en este punto.

Es aquí donde ya no es necesario tener un enfoque consciente para cambiar un hábito en especifico.

Adoptas el nuevo comportamiento como una parte natural de tu vida y esto pasa sin que haya mucho pensamiento detrás.

Es algo que se realiza en automático e incluso con alegría.

Aquí es cuando sientes que has obtenido aquello que deseabas.

Cambiar es aprender

En este modelo, el cambio ocurre de forma gradual y las recaídas son una parte inevitable del proceso.

Debes saber que los pasos que se dan en el proceso de cambio no son lineares sino mas bien son como un espiral.

En repetidas ocasiones, volverás de una etapa a otra, incluso a aquellas que creías ya haber superado.

Es importante aceptar la etapa en que te encuentras y estar consciente de que estas haciendo tu mejor esfuerzo, sin perder de vista tus objetivos.

Y recuerda lo siguiente.

Cambiar es un proceso, no es una meta a la que se llega.

Haz las paces con el hecho de que siempre vas a estar aprendiendo y que cuando menos lo esperes, el cambio que deseabas va a ser natural para ti.

Si ya haz identificado la etapa en la que te encuentras, te animo a que empieces a aplicar las estrategias que ahí se encuentran y sigas en el camino a lograr tus metas.

No importa que no realices los cambios que deseas de forma perfecta.

No se trata de eso.

Se trata de ir aprendiendo en el camino, de conocer qué es lo que funciona para ti y que no, y sobre todo, de aceptar que donde sea que estés en este momento estas bien, reconociendo por supuesto que tienes la capacidad de cambiar tu situación.

Estoy segura que puedes lograrlo.

Así que, vuelve a intentarlo las veces que sean necesarias y nunca te des por vencida, considera que vale la pena hacer cada uno de estos esfuerzos para crear la vida que quieres.


¿Hay algo que te gustaría cambiar? ¿Qué es lo que se te ha hecho difícil al intentar hacer un cambio? Me gustaría leer tus experiencias para eso te invito a que dejes tu opinión en los comentarios y compartas tu punto de vista.


Compartelo en tus redes sociales:

Si algo en este sitio ha sido útil para ti y deseas contribuir para que siga creando más contenido como éste, puedes hacerlo con un donativo. Gracias. ❤️

  1. […] camino a la realización de nuestras metas siempre va a ser un proceso de cambio y […]

  2. […] buena noticia es que puedes cambiar tu vida, no importa la situación en la que te encuentres. […]

  3. […] lo mismo, si quieres realizar un cambio ya sea de un hábito o de toda tu vida, debes adoptar esta práctica como algo […]

Deja un comentario

Blog at WordPress.com.